Buscar
  • Focus, Innovación e Inteligencia de Mercados

La ventaja competitiva del Big Data



En la era de información en que vivimos, los datos cada vez toman mayor relevancia, por ello, la mayoría de las grandes empresas concentran muchos esfuerzos para sacar provecho de ellos y obtener las tan ansiadas ventajas competitivas.

¿Cómo pueden los datos convertirse en una ventaja?

Antes de responder a esta interrogante vamos a definir el Big Data.

Se conoce como Big Data a los grandes volúmenes de datos provenientes de diversas fuentes, que por su magnitud, no pueden ser computados por un software convencional. Para procesar dichos datos se utilizan varias herramientas tecnológicas, que tienen como finalidad obtener información relevante para las empresas o incluso entidades gubernamentales.

Acciones en redes sociales, uso de aplicaciones móviles, páginas web, transacciones bancarias, compras en el supermercado, la ubicación de nuestro teléfono, todas son acciones que generan un sinnúmero de datos, que al ser analizados a profundidad, pueden otorgar a las empresas información extremadamente valiosa como predicciones de consumo, patrones de comportamiento, perfilación de clientes, intereses, etc.

Entonces, ¿cuál es la ventaja?

Pensemos en los restaurantes de comida rápida, ¿cuántos de ellos tenemos en nuestra ciudad?

Seguramente cientos, ¿qué pasaría si alguno de ellos pudiera conocer los siguientes puntos?:

1. Frecuencia de tránsito de clientes potenciales cerca de sus locales

2. Consumo promedio de cada ítem por día

3. Probabilidad de compras adicionales según el perfil de cada cliente

4. Frecuencia de compra de cada uno de sus clientes

5. Preferencias de consumo

Pues un empresario podría usar de varias maneras esta información, entre otras cosas se podrían obtener resultados como:

1. Creación de promociones para aumentar el tráfico al local

2. Optimización de inventarios

3. Aumento del ticket promedio

4. Publicidad personalizada

Aquí tenemos algunos ejemplos que sin duda representarían una gran ventaja para un negocio ante su competencia, pero el Big Data puede ir mucho más allá.

Por ejemplo, cadenas como Burger King o McDonald’s están utilizando esta tecnología para hacer más placentera la experiencia de sus clientes en el autoservicio, combatiendo uno de los problemas que más molestan a los usuarios, las largas filas.

Implementando un sistema de sensores en sus estacionamientos, pueden conocer en tiempo real la cantidad de autos en espera, esta información está conectada a los menús digitales de las ventanillas, los cuales cambian automáticamente en caso de existir mucha fila para mostrar opciones de comida más ágil en su preparación, reduciendo en gran medida el tiempo de espera y aumentando la fluidez de la fila. Por otro lado si la fila es corta, el menú mostrará opciones más complejas en cocina pero que dejan una mayor rentabilidad.

Otros ejemplos.

Amazon y Netflix utilizan análisis de datos para conocer a profundidad a sus usuarios, y personalizar sus recomendaciones tanto de artículos como de películas, prediciendo su comportamiento en base a sus búsquedas o compras anteriores.

¿Por qué Starbucks puede abrir muchas tiendas en zonas cercanas, y siempre tener una ocupación alta? Pues utiliza herramientas de Big Data para conocer ubicaciones, tráfico, comportamientos del consumidor, etc. De esta manera determina una probabilidad de éxito en cada zona y escoge de forma estratégica el área para ubicar su nueva sucursal.

Como un ejemplo nacional podemos mencionar al trazado de las nuevas rutas de movilidad pública, por parte de la Alcaldía de Quito. Según un artículo publicado en la Revista Gestión, se han tomado datos anonimizados de 1,4 millones de dispositivos móviles desde el año 2016, con el objetivo de conocer sus movimientos, concretamente puntos de inicio y destino. Como resultado de este análisis han podido identificar 6,3 millones de viaje por año, y categorizarlos en zonas y franjas horarias, de esta manera ubicarán las rutas en donde exista mayor demanda, haciendo más eficiente el sistema de transporte.

“Los datos son el nuevo petróleo” reza una frase famosa en el ámbito de la tecnología. No cabe duda que el uso del análisis de datos, está cambiando la forma en la que vemos y conocemos el mundo. Queda en cada uno de nosotros interpretar esta tecnología de la manera adecuada, sin embargo, lo que si podemos afirmar es que los datos como tal no sirven para nada, lo que realmente interesa es el uso que podamos darles y las ventajas que podamos sacar mediante un análisis óptimo.

Ing. Paulo Villa Bermeo

FOCUS, Innovación e Inteligencia de Mercados

29 vistas

CONTACTO

+593 98 473 9926

Alfonso Moreno Mora 1-129 y Av. Solano

​SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon