Buscar
  • Focus, Innovación e Inteligencia de Mercados

EL PÚBLICO RECEPTOR FRENTE A ESTÍMULOS VISUALES PUBLICITARIOS


Comportamientos del receptor, como objeto de estudio para la creación de contenido publicitario.


En publicidad, un mensaje debe traducirse en ventas, mediante una imagen visual que ofrezca una garantía y confianza, al receptor del mensaje, el consumidor. Enfocándonos en el receptor del mensaje (sujeto que recibe, descodifica e interpreta la información.), su actitud de compra se da por diferentes aspectos tales como:


Su personalidad, que configura la manera de ser de una persona y la diferencian de las demás, sus hábitos que son una respuesta obtenida mediante un proceso de repetición de actos a través del tiempo y por ultimo su actitud que es la manera en como el individuo responde a un estímulo, objeto o situación.


Según la INTEF (instituto nacional de tecnologías educativas y de formación del profesorado), En publicidad, podemos diferenciar entre un RECEPTOR GENÉRICO (cualquier persona que pueda recibir el mensaje) y un DESTINATARIO (consumidor potencial del producto.


Identificando las causas por las que el receptor es impulsado a adquirir el producto.


La motivación impulsa a la acción, si se piensa en el proceso de toma de decisiones, un individuo realiza una jerarquía de las necesidades que debe satisfacer. La teoría Maslow de la jerarquía de necesidades, divide dichas necesidades en: Fisiológicas, de seguridad, sociales, de ego, de autorrealización, por tanto, el receptor tomara la decisión dependiendo de su situación actual en la que se encuentre. (decisión buscando la satisfacción.)


Se analiza al receptor por una segmentación de mercado, sus pausas de conducta y se identifica el tipo de mensaje a exponer, según el objetivo y producto.


La publicidad con causa. - promueve la reflexión, pasando de únicamente comprar un producto por necesidad a concientizar sobre la responsabilidad de una determinada marca y el papel de individuo al momento de adquirir un producto, este aspecto evoca una actitud de compra sentimental relacionada con el aspecto humano del receptor, sus valores y lo que puede aportar al mundo con su compra.

Pues bien, una vez que conocemos algunos aspectos conceptuales y sabemos las razones por las cuales actúa el receptor, es importante también analizar qué elementos utilizar dentro de una composición publicitaria.


Gráficamente la cantidad de elementos en una composición publicitaria determinan la eficacia del mensaje y que este sea captado con claridad.



¿CUÁNTA CANTIDAD DE ELEMENTOS GRÁFICOS PODEMOS UTILIZAR?


El receptor es muy selectivo y descartará elementos dentó de la composición, solamente la información que sorprende a sus ojos es asimilada de manera eficiente, cuantos más elementos se utilice más vivos deben ser si se quiere captar atención. Cada uno de estos elementos tiene que mantener una constante, un orden de lectura y sobre todo un retorno hacia el producto principal.


Enfocarse en un concepto único permite que el mensaje sobresalga, utilizar una frase publicitaria evoca sentimientos y capta la atención del consumidor. Entre las influencias recibidas por el receptor basadas en la naturaleza de los estímulos, se incluyen aquellos aspectos sensoriales que hacen que un elemento determinado se sienta con más intensidad que otros a continuación se mencionan algunos elementos esenciales en los que trabajar y cuales se pueden variar según su interpretación.


El tamaño: elementos de gran tamaño son captados con mayor facilidad


El color: El efecto del color se desarrolla en la mente del individuo en forma de sentimientos que reflejan la reacción que tendrá el receptor, con respecto a las diferentes gamas cromáticas

No es lo mismo el color en una envoltura mate a una brillante o con textura, que una imagen en la web. El lenguaje publicitario enviado al receptor no siempre se siente como el producto real, y se pierde la conexión con el mismo. Pasando a la imaginación y visualización, podemos enfocar el color y orientarlo a tener una relación sentimental con el entorno del producto como la familia, el hogar, su coche, su sofá, etc., construyendo valor desde el punto de vista del consumidor.


La luz y la forma: La luz como elemento publicitario es el elemento más importante ya que da volumen a los elementos y da sentido a la forma.


El movimiento: un anunció en movimiento ejerce una atracción superior a la estática


Contraste: Crea un choque perceptual, genera sorpresa y como consecuencia crea atención.


Personaje: El ser humano es la figura de expresión más directa para evocar en el receptor una actitud de compra. El rostro humano, su expresión gestos y demás actitudes se convierten en protagonista de un producto determinado.


El entorno: Determina el contexto en el cual el receptor se encuentra en un momento determinado, está relacionado con el estilo de vida del consumidor.


Analizando estos elementos podemos tener una idea clara de cómo utilizarlos dentro de una composición publicitaria, tomando en consideración cada uno de los aspectos, pero desde la perspectiva del usuario. Es tu turno de analizar dichos elementos a detalle y continuar investigando en este maravilloso mundo de la publicidad.


Te dejo algunos referentes sobre investigación del comportamiento del consumidor, pero puede investigar directamente el libro Persuasión (33 técnicas publicitarias de influencia psicológica) de los autores: Marc Andrews, Mattheis Lars van Leeuwen, Rickert Bart van Baaren


Dis. Ernesto Mendez

FOCUS, Innovación e Inteligencia de Mercados

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo