Buscar
  • Focus, Innovación e Inteligencia de Mercados

El ADN de la Innovación Disruptiva




El mundo sufre cambios drásticos y constantes. En esta era digital la innovación nos sorprende a la vuelta de la esquina, lo que hoy nos resulta nuevo en pocos días será reemplazado por una idea mejor y, por tanto, lo que conocemos quedará obsoleto.

Como diría Welby Altidor, Ex-Director Ejecutivo Creativo del Cirque Du Soleil, “El coraje creativo es más que una estrategia; Es un estilo de vida”. Justamente de esto queremos hablar el día de hoy.


En el fondo todos tenemos ese ADN creativo, por ello, hoy queremos invitarte a romper el cuadrado y pensar de manera disruptiva. Es momento de crear, imaginar, innovar y poner en marcha tu próximo sueño “imposible”.


Hablar de “innovación” es referirse a la acción de modificar elementos con el objetivo de mejorarlos, pero, cuando decimos “innovación disruptiva” damos muchos pasos más allá. Es pensar en soluciones poco comunes para conseguir resultados superiores y abrir todas las posibilidades para encontrar soluciones e ideas que nos lleven a límites nunca antes vistos.


Ahora recordemos esas marcas que plantearon ideas fuera de lo convencional pero que lograron una verdadera revolución creativa y tecnológica. Cuando Apple presentó al mercado su celular sin teclado la tecnología móvil giró 365 grados; otro buen ejemplo es Netflix, con su propuesta de crear una plataforma para disfrutar de series y películas, esta idea puso a nuestro alcance una nueva forma de diversión en casa. Lo mismo consiguió Whatsapp ¿Quién se imaginó que esta plataforma de mensajería instantánea revolucionaria las telecomunicaciones?


¿Cómo está compuesto el ADN de la innovación disruptiva?


1.- Asociación: Dicho en otras palabras, es la forma en la que conectamos preguntas, ideas o problemas. Alrededor de este punto giran 4 acciones muy importantes que veremos a continuación.



2.- Cuestionamiento: Comienza a preguntarte de manera efectiva, ¿Por qué?, ¿Por qué no? Y ¿Qué pasaría si…?



3.- Observación: Una mente disruptiva es muy observadora, busca constantemente descubrir nuevos comportamientos y analizar lo común para encontrar nuevas posibilidades.



4.- Trabajo en red: Alguien allá afuera puede tener la ficha que te hace falta. Relaciónate con personas con diferentes ideas y perspectivas para extender tus posibilidades, propósitos y conocimientos.



5.- Experimentación: Parte de crear es probar para mejorar y aprender de los errores. Una gran idea no nace de la noche a la mañana.


Como todo hábito, pensar de manera disruptiva, necesita práctica para que poco a poco se conviertan en un estilo de vida dentro y fuera de la organización. Para comenzar puedes buscar mejoras dentro de tu puesto de trabajo y poco a poco comenzar a escalar.

En FOCUS, creemos en la innovación como el eje central de lo que hacemos, es por ello que inclusive es uno de nuestros pilares fundamentales. Y tú, ¿ya te planteaste tu próximo gran reto?


Lic. Sofía Moreno V

FOCUS, innovación e inteligencia de mercados

47 vistas

CONTACTO

+593 98 473 9926

Alfonso Moreno Mora 1-129 y Av. Solano

​SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon